Antón de la Calle & Asociados          Despacho de abogados especializado en Derechos de Nuevas Tecnologías e Internet

Seguridad Infórmatica

 

Los términos Seguridad de la Información, Seguridad Informática y Garantía de la Información son usados con frecuencia y, aunque su significado no es el mismo, persiguen una misma finalidad: asegurar la Confidencialidad, Integridad y Disponibilidad de la información.

El concepto seguridad de la Información se refiere a la Confidencialidad, Integridad y Disponibilidad de la información y datos, independientemente de la forma que estos puedan tener: ya sean electrónicos o en papel. Entendemos como confidencialidad la característica de prevenir la divulgación de información a personas no autorizadas, la integridad tiene como objetivo mantener los datos libres de modificaciones no autorizadas y la disponibilidad permite que la información se encuentre disponible para las personas o procesos que la requieran.

La mayoría de empresas publicas y privadas, administraciones publicas, entidades financieras, hospitales, asociaciones, compañías de seguros, laboratorios, escuelas, almacenan gran cantidad de datos de sus clientes, proveedores, productos; todos ellos pertenecen a sectores muy diferentes pero con una característica que les hace común: los datos son el activo mas importante de su negocio. La información que disponen suele ser recogida, gestionada después y utilizada por los usuarios posteriormente para el desarrollo de sus tareas asignadas, la información circula por las redes informáticas internas y externas y se intercambia entre muchos ordenadores durante los procesos de gestión de las compañías.

La consecuencia de que la información confidencial de una empresa pueda ser divulgada y puesta a disposición de personas no autorizadas para ello, sería una causa de perdida de confianza de los clientes, de disminución de la capacidad de negocio, de demandas o incluso podría provocar la extinción de la compañía que lo ha sufrido.

Proteger los diseños de los nuevos productos, los listados de los clientes potenciales o existentes de la empresa, los datos de los empleados de la compañía, la información financiera de los clientes o proveedores o la situación personal de los asociados, es una obligación legal además de una conducta ética que debe asumir, iniciar y divulgar la dirección de la empresa.

Mantener programas, establecer controles y aplicar políticas, cuya finalidad es conservar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información, forman parte de la planificación de una correcta Gestión de la Seguridad de la Información.

En el momento actual que vivimos, en un entorno de crisis, la necesidad de proteger lo datos de las empresas surge con más fuerza si cabe, ya que el riesgo se incrementa. Alguna persona puede abandonar la empresa, voluntaria o involuntariamente y puede llevarse toda la información que desee, pudiendo ser, parte de ella, confidencial.

   Leer más...